martes, 10 de octubre de 2017

CASTELLAR DE MECA

Tras el descanso estival retomamos las actividades de Paisajes Sendeando. En esta ocasión acudimos al Castellar de Meca (Ayora, Valencia) para conocer algo más de nuestros antepasados los íberos. Ya estuvimos en otra ocasión en la Bastida de les Alcusses y con esta visita ahondamos más en el conocimiento de nuestros orígenes.

En esta ocasión fue la familia Carpio la anfitriona y la que nos transmitió sus conocimientos sobre la ciudad íbera, sobre  su amor a  Ayora y algunos de sus  oficios más tradicionales. Rosa Carpio estuvo desde el inicio volcada en ayudarnos, su hermano Vicente nos habló del Castellar de Meca y su primo Rodrigo actuó de anfitrión en el Molino de la Noguera del que es propietario. Gracias por su amabilidad y su disposición a hablarnos de Ayora.

Tras la Font de Meca llegamos al lugar donde se encontraba la puerta de acceso protegida por dos torres. Transitamos por el Camino Hondo, una asombrosa obra de ingeniería prerromana, hasta la pronunciada curva, la gran curva, que da acceso a la parte alta del asentamiento. Nos acercamos hasta el acceso que limita con la Sierra de Mugrón para observar las buenas protecciones naturales y artificiales de que disponían. De vuelta al camino llegamos al Trinquete,enorme almacén de unos dos mil metros cúbicos de capacidad. La visita finaliza descendiendo por unos escalones hasta la fuente.

Ya de vuelta a Ayora, nos dirigimos al Molino de la Noguera. Es el único que permanece en funcionamiento y en el que podemos contemplar una maqueta que nos ayuda a comprender su uso. Nos acercamos a la Fuente Redonda donde podemos jugar con las acequias que la alimentan y cambiar algo su caudal. Como aprieta el calor, volvemos a Ayora a refrescarnos y conocer algo más la población.

Fotos de Ramón AQUÍ y de Sendeando AQUÍ.

En esta ocasión los bastones telescópicos con que nos obsequia DEPORTES ALVARADO en cada excursión fueron para Joan B. Seguro que le ayudan a sendear!!!!

martes, 19 de septiembre de 2017

NOCTURNA SIERRA DE GÚDAR

"Un día para recordar", Un noche mágica", "Impresionante; volveremos",... Cuando tras una actividad preparada con entusiasmo y seriedad recibes estos mensajes, engordas unos cuantos kilos. Además te viene a la cabeza el mantra de siempre: "la próxima tenemos que trabajar más".

Salimos de Valbona (Teruel), en plenas fiestas, buscando la fuente del conejo y las marcas rojas y blancas del sendero GR-8. Se van alternando las huertas con las choperas cercanas al río Valbona, afluente del Mijares. Cercanos al azud de los Cesteros el paisaje cambia y empezamos a ver antiguos bancales con muros de piedra en seco y algunas carrascas y enebros.

Llegamos al embalse de Valbuena, construido en 1955 con el nombre de Ibáñez Martín. Algunos optan por un paseo, otros por contemplar el atardecer,... Se forman grupos en amena tertulia y, tras la cena, damos buena cuenta de unas infusiones de tomillo bien calientes y unas galletas con forma de estrella. Buen trabajo el de Pepa Andreu y su equipo de Fuentes de Rubielos. Con la noche cerrada, van desapareciendo las nubes y empieza a mostrarse el gran espectáculo del cosmos. Llega la hora de nuestra guía Starlight Maribel Martín y su gran trabajo de divulgación de los secretos de nuestras constelaciones, estrellas, vía láctea,... ¡Qué pequeños somos!

Con algo de frío pero encantados de lo aprendido, iniciamos el recorrido nocturno hacia Mora de Rubielos. Es un recorrido tranquilo hasta vislumbrar su castillo iluminado. Entramos en la localidad por las antiguas eras, pasamos junto a varias ermitas y terminamos nuestra excursión con ganas de más.

Fotos de María AQUÍ, de Ramón AQUÍ y de Sendeando AQUÍ.


martes, 13 de junio de 2017

PAISAJES DEL AGUA JUNTO AL RÍO PALANCIA

A las puertas del verano una ruta junto a un río es una buena excusa para programar la última actividad de Paisajes Sendeando hasta el próximo otoño. El río Palancia, entre las sierras de Espadán y Calderona, ha sido el elemento de transmisión entre las tierras interiores de Aragón y el mediterráneo. Además de servir como camino de conquista y colonización, junto a sus aguas se han desarrollado diversas industrias que utilizan el agua, la fuerza del agua, para su funcionamiento. Molinos, batanes, fábricas de luz,… También acequias, azudes, acueductos,… Con el tiempo se ha ido modelando el curso del río para mover diferentes ingenios que facilitaban el duro trabajo agrícola.

A la salida de la población de Bejís ya vemos el acueducto de origen romano que traía las aguas desde Cloticos. Al llegar al río nos encontramos los edificios de la Fábrica de Luz y una Almazara. En cada punto significativo nuestra técnica, la arquitecta Mónica Sanz, nos informa de los diferentes usos del agua. Cruzamos el cauce en busca de la Masada de Pita para descender a la importante Masía del Puente. Cruce de diversos caminos y lugar donde se situaba el azud donde comenzaba la acequia a la Fábrica de Luz. Pasamos por diferentes masías hasta descender al punto donde el Palancia recibe las aguas del Barranco del Consejo.

Ahora caminamos junto a las limpias aguas del río. Cualquier rincón es merecedor de una foto o una
parada a disfrutar de la agradable temperatura. A la altura de la fuente de Cloticos tomamos el camino que nos llevará al encuentro del Barranco del Resinero y, finalmente, al nacimiento del río Palancia. Este año especialmente lluvioso ha convertido el camino en un verdadero espectáculo y así lo notamos en las caras de felicidad de nuestros compañeros de caminata.

Ya de vuelta, paramos a descansar y darnos un baño en la masía del Molinar. Tenemos la suerte de poder tomar una copita de vino y reponer fuerzas. Será por el baño, por la comida o por la bebida, pero el último tramo se nos pasa rápido y al poco nos encontramos en Bejís tomándonos un buen refresco.

Fotos de María AQUÍ y de Sendeando AQUÍ.

En el sorteo de los bastones telescópicos con que nos obsequia DEPORTES ALVARADO, la suerte fue para Mercedes A. También sorteamos un par de tubulares Sendeando que fueron para Pilar A. e Isabel L. ¡Enhorabuena a las tres!

lunes, 22 de mayo de 2017

EL MONTGÓ

Sigue en aumento el número de participantes en nuestras actividades de Paisajes Sendeando. No solo en la excursión dominical; en la presentación del jueves anterior en la Gastrolibrería MUEZ se va despertando la curiosidad por conocer la ruta a realizar y las particularidades que va a ofrecer (y el tapeo posterior, claro). En esta ocasión se trataba de conocer más de la flora y el paisaje del Parc Natural del Montgó. Un gran desconocido tal vez por el magnetismo que produce su cima y que deja en un segundo plano el maravilloso jardín natural que le rodea. En esta ocasión intentamos dar a conocer la parte de la umbría cercana a la localidad de Dènia.

 Comenzamos el recorrido en la Ermita del Pare Pere. Nos dirigimos hacia el Oeste hasta el Racó de l'Ull de Bou. Tenemos que ascender junto al barranco hasta cambiar el sentido de nuestra caminata hacia la dirección Este que mantendremos el resto del recorrido. Un sube y baja bastante entretenido que nos lleva por un angosto sendero hasta el desvío de la Cova de L'Aigua. Una breve visita y nos volvemos a juntar en el antiguo Camí de la Colonia. Vamos haciendo paradas donde nuestros técnicos nos hablan de la flora y los endemismos propios del parque; del paso de romanos, íberos y otras civilizaciones que ya supieron ver el potencial turístico de la zona; de la importancia de preservar estos lugares tan exclusivos.

El Camí de la Colonia es un cómodo recorrido a media ladera que nos permite caminar sin dificultad con el mar mediterráneo siempre presente. Llegamos a la Cova del Gamell donde tenemos que salvar el Barranc dels Lladres para llegar a la senda que baja de la cima del Montgó y nos llevará a nuestro final de recorrido en uno de los aparcamientos de La Plana. Fotos de Ramón AQUÍ y de Sendeando AQUÍ.

SUERA

Cualquier recorrido por Suera siempre sorprende. En esta ocasión pasamos por diferentes puntos que podrían ser de referencia obligada para los aficionados a caminar por el monte. Afortunadamente la gente prefiere caminar por lugares trillados y es fácil no encontrarse a nadie fuera de ellos. La umbría de la Serra Baixa es un espectáculo para los sentidos. Mientras caminamos, además de pinos y alcornoques, abunda el brezo (bruc), el helecho (falguera), la hiedra (heura) e incluso el espantallops. Llegamos a la Font del Porc, un lugar al que dedicamos una parada para disfrutar del entorno.

Comenzamos a descender en busca del camino que nos lleva a la Font de Castro, mucho más antropizado pero con agua abundante para combatir el calor. Desde aquí comenzamos la subida al Castillo de Suera o de Mauz, del siglo XII. Su ubicación en lo alto de la roca destaca durante todo el recorrido. Desde su posición comprendemos su valor estratégico como custodio de uno de los accesos a la Sierra. En la pinada cercana paramos a comer y a disfrutar de una temperatura muy agradable.

Nos queda un corto pero exigente descenso hasta el despoblado de Suera Alta, conocido como Benisuleyman durante la época musulmana. Paseando entre sus ruinas donde la hiedra busca su camino, todavía podemos imaginar como sería la vida de estos agricultores valencianos que fueron expulsados de su tierra en nombre de la fe, de la fe de otros. No aprendemos. Salimos por el camino empedrado para tomar el Camí Vell de Castro y llegar a Suera. Lo hacemos junto a los viejos pajares y por la calle Mayor hasta la plaza de la Iglesia. Fotos AQUÍ.

lunes, 8 de mayo de 2017

VILAFRANCA

Larga excursión que nos llevó, en su primera parte, por el Sur de la población de Vilafranca (1.125m) hasta el barranco del riu Montlleó en el límite con la provincia de Teruel. Empezamos cruzando el puente sobre el Barranc de la Teulería para llegar a los antiguos lavaderos públicos. Nos dirigimos hacia la Torre Leandra y el Barranc de les Covatelles por antiguos caminos ganaderos delimitados por cuidadas construcciones de pedra en sec. Seguimos hasta la Serra Brusca y el camino del Ermitori de la Verge de l’Estrella. Perteneciente al municipio turolense de Mosqueruela, siempre ha estado muy vinculado a Vilafranca.

En el paraje se conservan algunos edificios como la Iglesia, las Casa de la Virgen y algunos particulares restaurados tras la tormenta de 1883 que arrasó el conjunto. 

A continuación tomamos el camino que sube al Pla de Vistabella junto al Barranc del Cirer. Es la parte más dura de la excursión y el calor no ayuda a salvarlo con cierta dignidad. Pasamos cerca de diferentes Masos como la importante de Trigos o la del Tossalet. Terminaremos la excursión junto a la carretera que viene de Vistabella del Maestrat. Fotos de Sendeando AQUÍ.

En esta ocasión los bastones telescópicos que sorteamos gracias a DEPORTES ALVARADO fueron para Amparo M. Por ser el día de la madre, nos sentimos generosos y sorteamos nuestro estupendo tubular Sendeando que irá al cuello de Patricia G. Enhorabuena a ambas!!!

lunes, 24 de abril de 2017

LA MONTALBANA - TUÉJAR

La Serranía siempre sorprende y siempre tiene rincones nuevos para descubrir. Este recorrido de iniciación parte del alto de la Montalbana a 920m de altitud. La primera parte transcurre por un camino al sur de la Loma Plana; el Camino de la Buena Leche. Además de una extensa pinada, vamos encontrando campos de cultivo de secano y algunas pequeñas masías. Llegamos a una encrucijada y tomamos el camino que, en descenso, nos va a llevar junto al Barranco del Fraile. La pinada se va cerrando a nuestro paso y, a nuestra izquierda, nos acompaña el vuelo de algunos buitres que anidan en las paredes cercanas.

Podemos observar los estragos causados por la últimas tormentas sobre alguno de los pinos. No nos cierran el paso como en otras ocasiones al encontrarse en la ladera, al otro lado del riachuelo. Vamos cruzando diferentes barrancos que alimentan el principal; Barranco de la Perdiz, de la Boticaria, de Ochena, de Mauricio,... 

Poco a poco llegamos al encuentro con la Rambla de Arquela en la Solana del tiro de la Piedra. Aprovechamos para mojarnos los pies al vadear el río y, posteriormente, nos acercamos a la Nevera de la Rambla de Arquela. Esta antigua construcción, restaurada en 2008, tiene la particularidad que en lugar de almacenar nieve, almacenaba agua helada que se recogía del río. Tras la visita, continuamos nuestro recorrido y llegamos a los abrigos de las pinturas rupestres de los Corrales de Silla. Aprovechamos para hacer una visita y "ver" estas muestras de arte levantino protegidos como Patrimonio de la Humanidad. Llegamos al Azud y decidimos continuar hasta la localidad de Tuéjar, parando a comer en la fuente del Molino. Solo nos queda un pequeño refrigerio y la vuelta a casa. Fotos de Sendeando AQUÍ.

Como de costumbre realizamos el sorteo de los bastones telescópicos obsequio de DEPORTES ALVARADO. Una vez más la suerte fue para alguien que compartía ruta con nosotros por primera vez, Pedro G. Enhorabuena!!!